Durante 1967, un grupo de incansables y visionarios capitanes de marina mercante y profesionales relacionados con el negocio naviero considera la posibilidad de iniciar un servicio de remolcadores en el puerto de Buenos Aires.  Así fue como, junto a ex miembros de SACE S.A, adquieren el 50% del remolcador ROCA III, con el que comienzan a operar bajo el nombre de RUA Remolcadores Unidos Argentinos SRL, prestando su primer servicio al ferry ATLANTIC, considerado en ese momento el ferry de tecnología más avanzada en el Río de la Plata. Con el transcurso de los años, la inversión comenzó a dar resultados y decidieron reorganizar su estructura  mediante la creación de una corporación y la compra, en esa oportunidad, de los remolcadores ANTARES, LAMPORT, CLYDE, RAWSON, JAGUAR, PUMA y POTRO.
A medida que la demanda de los servicios de remolcadores aumento, algunos buques se volvieron más selectivos en cuanto al tipo de remolcadores requerido y esta situación fue  preocupante. No sólo se requería de remolcadores más potentes, sino también  se exigían más cualidades de maniobrabilidad,  dejando de lado los remolcadores conocido como "convencionales", y siendo los remolcadores Schottel cada vez más necesarios. Con la intención de satisfacer estas demandas, la empresa compra los remolcadores TENSHO, KYOKKO, SATECNA II y SATECNA VI, construidos en Japón y se compromete a la construcción del remolcador SOLEDAD  que cumple con creces con los requisitos de potencia y maniobrabilidad necesarios.  En la actualidad, la compañía posee una flota de 9 remolcadores que operan en los puertos de Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata y Necochea